Comer en Nueva York: un mordisco a la gran manzana

Nueva York es un paraiso para los amantes del buen comer y de la mesa. Con más de 23000 restaurantes en activo, Nueva York nos conquistará también por el estomago.
La primera cosa que se le viene a uno a la mente cuando piensa en la comida americana  son las hamburguesas y la comida rápida.  MacDonalds, Starbucks, Kentucky Fried Chicken… Millones de franquicias pueblan las calles de esta gran ciudad. Pero quedarse unicamente en esa idea y reducir a eso el magnífico acervo culinario de la ciudad sería simplificar demasiado y perderse uno de sus grandes atractivos.
Comer en Nueva York es mucho más que comerse una hamburguesa o una pizza grasienta en algún italiano. Va más allá del perrito caliente y de la comida para llevar. (Que también. Ni a la hamburguesa ni a la pizza yo les he hecho ascos precisamente…)
Fruto de la inmigración procedente de todos los puntos del globo que durante decadas ha recibido la ciudad, Nueva York posee una gama infinita de restaurantes de las más diversas gastronomías mundiales como ningún otra ciudad del mundo posee: desde la comida hindú en todas sus variantes, hasta las multiples posibilidades de la comida china, coreana o japonesa, comida europea de los cuatro puntos cardinales o la sabrosa comida árabe. Comer en Nueva York puede significar metaforicamente comerse el mundo.

La verdad es que almorzar o cenar en un sitio elegante puede resultar extremadamente caro y prohibitivo en Manhattan, pero lo bueno de una ciudad de las dimensiones de Nueva York, es que existen cartas y menús para todos los bolsillos. Y no es dificil encontrar un local o un restaurante para presupuestos (como el mío) un poquito más ajustados.
Aquí va una pequeña relación de algunos restaurantes. En algunos he estado y en otro no y es que esta lista que, en parte cayó en mis mano, ha sido elaborada con la ayuda de amigos y conocidos que han estado en Nueva York previamente y que yo he completado en base a mi propia experiencia.
En fin, ahí va, esperando que mis pequeñas recomendaciones puedan servir de utilidad a alguien:

Hamburguesas: He dicho que la comida americana no son sólo hamburguesas. Es cierto, pero las hamburguesas allí están muy buenas. Y ultimamente están alcanzando cotas de gourmet gastronómico, ya no sólo en Nueva York, si no también en Europa.
El Burguer Joint (119 WEST 56th New York 10019) es ya todo un clásico de Manhattan. Vale, las hamburguesas están realmente buenas, lo admito. Pero lo que hace verdaderamente especial este local es su ubicación, justo detrás de la mesa de recepción  del Hotel Meridien. Nosotros cuando entramos nos quedamos un poco cortados e incluso dudamos si pasar o no, pero no os dejéis intimidar por el ambiente elegante del hotel, detrás de una cortina se encuentra este pequeño local lleno de pintadas y firmas de clientes y comensales de todas las partes del globo. Eso sí, no esperéis una larga sobremesa. El local es pequeño, sin ventanas, hay mucha gente esperando para poder sentarse y comer.  Más que nunca estamos hablando de comida rápida. Eso sí, los precios también son acordes. Es barato.
http://www.parkermeridien.com/eat4.php

Ellen’s Stardust Diner: (1650Broadway, con la 51. New York NY 10019). Situado muy cerquita de Times Square, en ese Broadway de luces y teatros. El gran atractivo de este lugar no reside precisamente en la comida ni sus hamburguesas, que no son especialmente notables. Lo que hace a este lugar diferente es que los camareros cantan mientras te sirven la cena!!. El personal no son más que aspirantes a actores y actrices de Broadway que para poder mantenerse en la ciudad se dedican a la labor de camareros de una forma muy especial. Hamburguesas al ritmo de “Totally eclipse of the heart” de Bonnie Tyler, patatas fritas con sabor a Madonna y ensaladas aliñadas al son de Grease. En fin, risas y diversión garantizadas a un precio asequible.
http://www.ellensstardustdiner.com/

PJ Clarks: (915 3rd Avenue con la 55th, New York, NY 10022). Abierto desde 1884. Todo un clásico de la ciudad y, según dicen, una de las mejores hamburguesas de la ciudad.
http://www.pjclarkes.com/third-avenue/

-Pizzerias: Vale, también he dicho que en Manhattan hay algo más que pizzas, pero he de decir que en Nueva York, están bastante buenas… Y hay restaurantes italianos en abundancia y de gran calidad…

Lombardi’s: (32 Spring Street. New York, NY 10012-4173. Esquina entre Spring y Mott Street). Este restaurante siempre será recordado por mí como el lugar donde mi prima descubrió que no era celiaca. Pizzas enormes, raciones inmensas y deliciosas. Restaurate a prueba de italianos. Totalmente recomendable y a  muy buen precio, este abarrotado y centenario local se encuentra en las inmediaciones de Murberry Street en plena Litte Italy. Este barrio es llamado así ya que en sus origenes estaba poblado por una gran colonia de italoamericanos. La verdad es que en la actualidad lo que queda del antiguo barrio italiano parece haberse convertido en una auténtica DisneyLand para turistas, pero lo cierto es que  no deja de ser curioso como visita y  hay una buena selección de restaurantes, como éste, a disposición de todos los amantes de la comida italiana.
http://www.firstpizza.com/

John’s Pizza: (260 w 44th St. New York. NY 10036). Otra pizzeria más situada en el corazón de Manhattan.
http://www.johnspizzerianyc.com/

Orientales: Fruto de la inmigración hay una oferta de restaurantes orientales que quita el hipo y pasar de uno a otro es una buena forma de viajar gastronomicamente por Asia por el precio de un billete de metro.

Joe’s Shanghai: (9 Pell Street NY NY 10013). En pleno corazón de Chinatown, este restaurante ha ganado bastantes precios gastronómicos y según dicen, es uno de los mejores restaurantes chinos de la ciudad. Cuando nosotros fuimos estaba a reventar y tuvimos que esperar. Eso sí, la paciencia se ve recompensada. Los dumpling, empanadillas rellenas de carne o verdura y de las que yo me declaro fan absoluto, están buenísimos. Eso sí, se comparte mesa, momento que nosotros aprovechamos para socializar con extraños. Lo mejor, el precio. Superbarato.
http://www.joeshanghairestaurants.com/

Cho Dang Goi: (55 West 35 Street NY NY 10001). Viajamos ahora a pleno centro de Little Korea de Manhattan. Según reza su propia página web, es el mejor coreano de la ciudad. Ahi queda dicho.
http://www.chodanggolny.com/

Lovely Day: (196 Elizabeth Street NY NY 10012). De Korea nos cogemos el metro y nos vamos a Tailandia… Una buena oportunidad para comer Pad Thai…
http://lovelydaynyc.com/

-Otros:

-Little Poland: (915 3rd Avenue con la 55 NY NY 10022). En cuanto lo ví, no pude resistirme porque la comida polaca me encanta. La mejor comida polaca que he probado fuera de Polonia. El local, pequeño y barato y con una carta abundante y variada, me recordó tremendamente a los Mleczy bar (bares de leche)(por su comida, no por la decoración), restaurantes supervivientes de la época comunista que todavía se pueden encontrar en las calles de las grandes ciudades polacas donde sirven comida casera y tradicional polaca a bajo precio. Una buena selección de sopas, pierogi (pasta polaca rellena),  col y  golanki (repollo relleno de carne)… Comida contundente pero sencilla y sabrosa.

Tamarind (41 East 22nd St). Yo no soy un gran fan de la comida hindú, está demasiado especiada para mi sensible paladar, pero las inmediaciones de la Primera Avenida a la altura de la sexta, están llenas de restaurantes hindúes.

Mamoun’s Falafel (119 MacDougal St con la 22 Marks Place). Situado en el moderno vecindario de Greenwich Village, éste pequeño local también ofrece comidas para llevar. Kebab, falafel y demás…
http://mamouns.com/

The Green Table (Chelsea Market, 74 9th Av NYG). Un vegetariano en pleno Chelsea Market, con productos orgánicos y biológicos, para compensar las hamburguesas y los excesos gastronómicos de la ciudad. A depurarse con alimentos fresco.

En fin, no me gustaría terminar esta entrada sin mencionar los diversos Delicatessen que pueblan la ciudad donde uno puede comprar comida para llevar, y muchos de los cuales están regentado por judios. Muchos de ellos tienen una amplia gama de productos y platos kosher típicamente judios.

Y también me gustaría recordar que un buen brunch en uno de los muchos diner típicamente americanos establecidos en las calles de Nueva York es una buena forma de empezar el día… Tortitas, sirope, huevos revueltos, bacon…

En fin, Nueva York no es una buena ciudad para ponerse a dieta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s